• LA LLAVE DE LA FELICIDAD

    Cuenta la leyenda que un dios de la antigüedad quería sentirse acompañado y creó unos seres para que le hicieran compañía; pero estos seres encontraron la llave de la felicidad y se marcharon.

    Este dios convocó al resto de dioses y les dijo:

    – Voy a crear al hombre, pero quiero esconder la llave de la felicidad en algún lugar donde

    no se le ocurra buscarla, ¿dónde os parece?

    Uno de los dioses dijo:

    – En el fondo del mar.

    Otro de ellos:

    – En una gruta en lo más alto de las montañas.

    Un tercero:

    – En algún remotísimo lugar del espacio exterior.

    Aquella noche, el dios reflexionó y comprendió que el hombre terminaría buscando en los océanos,

    Las montañas y en otras galaxias, pero en ninguno de esos lugares estaría segura la llave de la felicidad; el hombre la hallaría y él volvería a quedarse solo.

    Entonces se le ocurrió el único lugar donde jamás el hombre buscaría la llave de la felicidad:

    Dentro de sí mismo.

     

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *